Si autos de la UAEM quieres, simular subasta pública debes

Por: Augusto López.

PARTE 1 DE 2.

Este medio de comunicación tuvo acceso a más de 1,000 páginas relacionadas con la autorización y el proceso de venta directa y “subasta pública” realizadas durante el rectorado de Jorge Olvera García en los años 2013 y 2014. Este mes se cumplen ocho años de esos hechos y sale a la luz información que apunta, de nuevo, a otro caso de corrupción dentro de la Universidad Autónoma del Estado de México.

Entre las irregularidades más destacadas están: la simulación de subasta pública, desincorporación de vehículos no incluidos en la relación autorizada por el Consejo Universitario y 77 unidades automotores más de las que no se reportó su destino dentro de los listados de ventas, con un valor de más de tres millones de pesos sin aclarar, extras a los 8.1 mdp mencionados en el oficio DRMYSG 1125/14, signado por Karla López Carbajal, Directora de Recursos Materiales y Servicios Generales.

Antecedentes:

  1. El 27 de noviembre de 2013, el Consejo Universitario aprobó que 245 vehículos fueran susceptibles de ser desincorporados del patrimonio universitario, argumentando que las características y condiciones de los automotores, mostraban claramente que no resultaba costeable para la Universidad el tenerlos incorporados al patrimonio universitario por su costo de mantenimiento, reparaciones, consumo de gasolina, pago de seguro, tenencia o refrendo.
  2. Entre diciembre de 2013 y enero de 2014 se realiza la venta directa de 135 vehículos.
  3. El 5 de marzo de 2014, se emiten las “BASES DE LA SUBASTA PÚBLICA”, SP-001-2014, de 119 vehículos.
  4. Con el oficio DRMySG/332/2014, de fecha 1 de abril de 2014, Karla López Carbajal, directora de Recursos Materiales y servicios Generales, envía a Laura Elena del Moral, directora de Recursos Financieros, la relación de 245 unidades vehiculares dictaminadas por el Consejo Universitario para su desincorporación.
  5. El 14 de octubre de 2014. Karla López Carbajal, Directora de Recursos Materiales y Servicios Generales, envía a Laura Elena del Moral la relación y expedientes de los 177 vehículos enajenados vía venta directa (135) y subasta pública (42), vía el oficio DRMYSG 1125/14. Ahí mismo se menciona que el monto total recaudado fue de $8,138,394.50 MXN. De dicho documento recibieron copia Javier González Martínez, Secretario de Administración y Eusebio Alejandro Díaz García, Jefe del Departamento de transporte Universitario.

La Ley de Contratación Pública del Estado de México y Municipios establece en su artículo 54, que las enajenaciones de bienes muebles e inmuebles del Estado y de los municipios se realizarán a través de subasta pública. Además, en ninguna parte del ordenamiento legal referido se establece que se tenga permitido a los entes públicos realizar enajenaciones mediante la venta directa. Por lo tanto, la realizada por la UAEM entre el 2013 y el 2014 para que los trabajadores que usaban los vehículos pudieran comprarlos fue violatoria de dicha Ley.

En cuanto a la subasta pública, medio adecuado para la enajenación de bienes, aun cuando la UAEM publicó las bases de Subasta Pública resultó que no lo fue, pues dentro de las mismas se estableció en el punto 6 anexo 2 que era requisito para participar aportar los documentos que comprobaran la capacidad legal y de ser integrante de la comunidad Universitaria, por lo tanto, ya no era posible que el público en general pudiera participar para comprar un auto desincorporado de la Universidad.

En el mismo sentido y según las Bases de la Subasta Pública SP/001/2014 de fecha 5 de marzo de 2014, mediante la cual se enajenaron 119 vehículos desincorporados del patrimonio universitario, exige en su anexo 1 COMPROBACIÓN DE CAPACIDAD LEGAL Y DE SER INTEGRANTE DE LA COMUNIDAD UNIVERSITARIA, que el postor deberá presentar con credencial vigente de la UAEM, talón de pago de la primera o segunda quincena del mes de abril de 2014. De tal manera que las mismas reglas impedían la participación pública.

Según Wikipedia la subasta pública se diferencia de otro tipo de subastas por el hecho de que cualquier persona puede pujar por la compra del bien. Lo cual no era posible en la subasta promovida en el rectorado de Jorge Olvera García.

Sobre el tema, el Titular del Órgano Interno de Control en la UAEM, Victorino Barrios Dávalos expresó, durante la entrevista del 5 de octubre a este medio informativo, su desacuerdo respecto a que los trabajadores universitarios fueran los beneficiarios directos de los vehículos que se desincorporaron y supuestamente se subastaron en el año 2014. “Mira, de entrada, los que trabajamos en la universidad no tenemos derecho a comprar esos bienes. En segunda o tercera convocatoria tal vez y se tiene que definir en un comité, pero después de la segunda o tercera convocatoria, no antes. La primera es abierta, así lo marca la Ley de contratación Pública, pero así es como debe de ser, ahí no tenemos margen nosotros para comprar”, puntualizó.

Posteriormente manifestó que se frenó una desincorporación similar que se detectó actualmente y que, ese tipo de enajenaciones son de las cosas que ya tienen que ir cambiando.

El criterio de la Comisión de Finanzas y Administración del Consejo Universitario fue en una lógica totalmente contraria a lo permitido por el marco legal, tal como quedó evidenciado en la Gaceta del Consejo Universitario del 27 de noviembre de 2013, en la página 16, considerando Segundo en que determina “Que una vez desincorporados del patrimonio universitario los bienes muebles objeto del presente documento se dispongan para su venta, en primera instancia para el titular del vehículo, posteriormente para la comunidad universitaria, y al final al público en general, tomando como base un avalúo de referencia”. En este punto se resalta el hecho de que el Consejo Universitario no autorizó de manera expresa subasta pública alguna solo un procedimiento de venta directa, que como se mostró anteriormente es del todo ilegal.

Quienes integraban la comisión de Finanzas y Administración eran:

Presidente, Jorge Olvera García.

Secretario, José Benjamín Bernal Suárez.

Director de la Facultad de Contaduría y Administración, Alejandro Hernández Suárez.

Consejero profesor de la Facultad de Geografía, Carlos Constantino Morales Méndez,

Consejera alumna de la Facultad de Economía, Jésica Moreno Huitrón.

Directora de la Facultad de Turismo y Gastronomía, Elizabeth López Carré.

Consejero profesor de la Facultad de Contaduría y Administración, Ramón de la Luz Sánchez.

Consejera alumna de la Facultad de Economía, Diana Nohemí Jordán Gómez.

En junio del presente año se solicitó a la UAEM la relación de los integrantes del Comité de Enajenación de Bienes Muebles e Inmuebles de la UAEM, en el año 2014, pues son ellos quienes autorizaron las bases de la subasta pública, bajo las cuales se llevó a cabo la venta de los vehículos. Como respuesta la institución educativa envío información distinta a la solicitada. Pese a ello fue posible ubicar que el Comité estaba integrado por un presidente, que era el secretario de Administración, Javier González Martínez; un secretario, que era el director de Recursos Materiales y Servicios Generales, Karla López Carbajal; el contralor de la Universidad, Ignacio Gutiérrez Padilla y seis vocales que eran: tres integrantes de la Comisión de Finanzas y Administración del Consejo Universitario compuesta por un director miembro de la misma, un alumno  y un profesor; la Directora de Recursos Financieros, Laura Elena del Moral Barrera, el director de Programación y Control Presupuestal, José Antonio Rivera García y el abogado general, Raúl Hiram Piña Libien.

También se solicitó a la administración universitaria actual, los documentos oficiales en los que se registraron los lineamientos y criterios para la asignación directa de venta de vehículos, durante la enajenación realizada en el año 2014. Nuevamente la UAEM envió como respuesta información distinta a la solicitada, por lo que se interpuso el recurso de revisión correspondiente y el INFOEM, vía el ponente José Martínez Vilchis revocó la respuesta entregada por la Universidad, por resultar fundados los motivos de inconformidad del Recurrente, y le ordenó que entregara el acuerdo emitido por el Comité de Transparencia en donde se aprobara la declaración de inexistencia dentro de la UAEM de los documentos solicitados. En consecuencia y solo siendo obligada por el INFOEM, la Universidad entregó la siguiente respuesta:

…después de realizar una búsqueda razonable y exhaustiva en los archivos físicos y electrónicos con los que cuenta la Secretaría de Administración de la UAEM, no fue posible localizar el o los documentos en los que se registraron los lineamientos y criterios para la asignación directa de vehículos, durante la enajenación realizada durante el año 2014.

En consecuencia, la venta directa fue doblemente ilegal, con extrema discrecionalidad y a todas luces en perjuicio del patrimonio universitario.

Nos vamos aproximando a conocer los nombres de los participantes en la enajenación, pero antes de eso es importante comentar los hallazgos encontrados en tres documentos oficiales que tienen en común a Karla López Carbajal.

Con el oficio DRMySG/332/2014, de fecha 1 de abril de 2014, Karla López Carbajal, directora de Recursos Materiales y servicios Generales, envía a Laura Elena del Moral, directora de Recursos Financieros, la relación de 245 unidades vehiculares dictaminadas por el Consejo Universitario en oficio 473.27.11.13 de fecha 27 de noviembre para su desincorporación.

En esa relación de ocho páginas tamaño carta se identifican el espacio académico, marca, tipo, placas, modelo y número económico de cada uno de los vehículos autorizados para venderse. Por lo tanto de cada uno de ellos se debería de haber informado su destino final, cosa que como veremos más adelante no fue así.

El 14 de octubre de 2014. envía también Karla a Laura Elena la relación y expedientes de los 177 vehículos enajenados vía venta directa (135) y subasta pública (42), vía el oficio DRMYSG 1125/14. Ahí mismo se menciona que el monto total recaudado fue de $8,138,394.50 MXN. De dicho documento recibieron copia Javier González Martínez, Secretario de Administración y Eusebio Alejandro Díaz García, Jefe del Departamento de transporte Universitario.

Al contrastar el contenido de la relación vehicular anexada a los oficios DRMySG/332/2014 (245 automotores), DRMYSG 1125/14 (177 automotores, 135 vendidos por asignación directa y 42 por subasta), la contenida en las Bases de Subasta Pública SP-001-2014 (119 automotores) y los expedientes correspondientes a ese proceso de enajenación, se encontró lo siguiente:

De los 135 vehículos reportados en la venta directa se detectó que nueve de ellos no estaban dentro de los autorizados por el Consejo Universitario en el oficio 473.27.11.13 de fecha 27 de noviembre, para ser desincorporados y son los siguientes:

# Eco.TipoModeloPrecioComprador
94VW sedan1990$9,027.00Juan Javier Alonso Colín
108VW sedan1991$6,000.00David Jesús Contreras Sánchez
210Jetta GL1994$6,000.00Ramón Aaron Cotes Bastida
237Nissan Tsuru AT1992$7,820.00Juan Esquivel Gutiérrez
245Jetta GLS1994$6,000.00Rodolfo Neri Ferrer
557Nissan2010$20,000.00Eusebio Alejandro Díaz García
560Nissan Estaquitas2011$20,000.00Crhistopher Alan Espinosa A.
606Attitude2012$71,680.00María del Consuelo Cruz Blanca
661Aveo2012$78,710.00Edgar Avellaneda Ascencio

Entonces sumando estos nueve vehículos a los 245 autorizados para enajenación y desincorporación quedaría un total de 254. De esa cantidad se detectó que una camioneta Ford Ranger 2008 con número económico 516 presentó una anotación de “no dar de baja”, pero no había, en los documentos revisados, información que llevara a saber cuál fue el destino final de la misma.

Del listado de vehículos aprobados por el C.U., 77 no fueron vendidos por ninguna vía, pero sí fueron desincorporados, aun así, no se informó si reincorporarían al patrimonio universitario o qué haría la administración de Jorge Olvera García con ellos. El monto total de dichos bienes en ese momento era de $3,730,382.75 mxn.

Aquí algunos ejemplos para comparar los precios de venta de la UAEM en la enajenación de 2013-2014 contra los costos de esos mismos vehículos en el 2021, y hacer evidente que, pese a que ya pasaron 7 años, los precios actuales superan a los que estableció la UAEM para enajenar en aquellos años.

Las cifras totales nos sugieren que la supuesta ganancia podría estar más del lado de una pérdida para la máxima casa de estudios del Estado de México. Resulta inverosímil, si el valor de los autos se devalúa con el paso del tiempo, que si la venta se hubiera realizado en el 2021 la Universidad habría ganado aproximadamente 2.2 mdp más, solo en la muestra de 43 autos que componen la siguiente tabla.

Relación de los vehículos aprobados para ser desincorporados y enajenados del patrimonio de la Universidad Autónoma del Estado de México. Se agregó una columna en la que se muestra si fueron vendidos y en que modalidad, así como aquellos que no se vendieron.

CONTINUARÁ…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.