Jorge Olvera García ¿con la soga al cuello por contrato firmado con la SEP?

Jorge Olvera García y Érick Herzaín Torres Mulhia

Por: Augusto López.

Desde la comodidad del cargo de comisionado de derechos humanos en el estado de México, en gran medida logrado por la intervención de amigos, el exrector insiste en deslindarse públicamente de las irregularidades financieras identificadas como parte de la Estafa Maestra. En la realidad las graves irregularidades detectadas durante su rectorado en contratos firmados por él, podrían dejarlo acorralado y sin salida.

En esta primera entrega comparto algunas irregularidades del contrato 59.DIG.2013 SEP UAEM, que está relacionado con la Auditoría forense 13-4-99015-12-0245, y que fue firmado por Jorge Olvera García.

El contrato refería un costo inicial $53, 367, 600.00 (cincuenta y tres millones trecientos sesenta y siete mil seiscientos pesos MXN). En él la SEP solicitó de la UAEM el Servicio de implementación de un sistema integral de archivista y digitalización de los documentos del archivo histórico de la SEP, para una correcta gestión documental integrada y unificada en el entorno de la Administración Electrónica con base en el artículo 21 de la Ley Federal de Archivos.

La UAEM declaró que tenía capacidad para brindar el servicio que le fue solicitado y que para ello no requería de subcontratar más del 25% del trabajo, aun así, requirió de cinco empresas y una persona física para poder cumplir con sus obligaciones contractuales.

Como resultado de la Auditoría forense 13-4-99015-12-0245 la Auditoría Superior de la Federación detectó que había empresas fantasmas, operaciones simuladas o inexistentes o parciales. También que los servicios no se realizaron en los términos pactados y que la documentación aportada por el FONDICT UAEM no logró solventar las observaciones realizadas por la ASF.

Algunos ejemplos de lo anterior:

La ASF detectó que la empresa Consultoría en Recursos Administrativos y Humanos S.A. de C.V., a quien la UAEM pagó $3,977,700.00 (tres millones novecientos setenta y siete mil setecientos pesos MXN), en sólo dos días firmaron contrato y entregaron el servicio solicitado al FONDICT y este a su vez a la SEP. En el mismo sentido se percataron de que ocho días antes de que el FONDICT supiera que la SEP requeriría de sus servicios ya había contratado a esta empresa.

La Auditoría concluyó que no era factible que se hubiera realizado el trabajo en ese corto tiempo pues los domicilios de Consultoría en Recursos Administrativos y Humanos S.A. de C.V. están en Chiapas y Quintana Roo, por lo que se presumió que hubo simulación de actos tanto por el personal del FONDICT UAEM, el proveedor y la SEP. De igual manera se determinó que los servicios no se realizaron en los términos pactados, hubo operaciones inexistentes o parciales y la documentación que presentó el FONDICT no logró solventar las observaciones realizadas por la ASF.

A Cuántico Impulsores S.A. de C.V. la UAEM le pagó $8,684,600.00 (ocho millones seiscientos ochenta y cuatro mil seiscientos pesos MXN). Declaró haber contratado a 15 personas, pagando a cada una de ellas $579,000.00 (quinientos setenta y nueve mil pesos) del 13 de noviembre al 31 de diciembre del 2013, pero la ASF señaló que el FONDICT UAEM no pudo presentar evidencia alguna ni de los supuestos pagos ni pudo exhibir los contratos laborales entre la empresa y los contratados. La empresa resultó ser fantasma ya que no fue localizada en los dos domicilios fiscales.

El FONDICT pagó a Distrubuidora de Suministros y Servicios del Soconusco, S.A. de C.V. $10,901,300.00 (diez millones, novecientos un mil trescientos pesos), pero se detectó que simuló servicios ya que un supuesto equipo que le rento a la UAEM resultó ser el mismo que vendió, instaló y configuró la empresa LINUX MÉXICO S.A. de C.V.

Otra triangulación de recursos que Jorge Olvera pretende desconocer es la de Tecmasat Digitalización S.A. de C.V., a quien la UAEM subcontrató por $28,517,100.00 (veintiocho millones quinientos diecisiete mil cien pesos), pero dicha “empresa” subcontrato a cuatro “empresas” por un total de $16,366,100 (diez y seis millones trescientos sesenta y seis mil cien pesos), pero solo dos de ellas pudieron comprobar el trabajo realizado, cuyo monto fue de $4,104,200.00 (cuatro millones ciento cuatro mil doscientos pesos), pero desde un mes antes de que el FONDIC UAEM recibiera los trabajos ya se contaba con las actas de entrega recepción firmadas.

Se debe recordar que lo anterior es solo una parte del indebido manejo de dinero público relacionado con uno de los contratos signados directamente por quien en esos momentos era rector de la Universidad Autónoma del Estado de México y Doctor en Derecho, Jorge Olvera García.

Solo en estos ejemplos son casi 50 millones de pesos que justifican que tanto el auto denominado “mejor rector de la UAEM” y Erick Herzain Torres Mulhia sean investigados por la Fiscalía General de la República.

En un acto de congruencia con la política nacional de cero tolerancia a la corrupción, la 60 legislatura no debería tardarse en estar suspendiendo del cargo a Olvera García, mientras la FGR concluya las investigaciones correspondientes.

Aquí el contrato 59.DIG.2013,  firmado por Jorge Olvera García.

 

De no llegar al fondo de la Estafa Maestra todo podría terminar en los chivos expiatorios como se muestra en el siguiente procedimiento resarcitorio.

 

Todos estos datos pueden ser consultados directamente en el Informe del Resultado de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2013

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s