Hoy como ayer: Por una Universidad Democrática

Por: Jaime R. Gutiérrez Becerril

  1. Antecedentes
  • Vigencia de la demanda por la Democracia Universitaria.
    Aura María Puyana Mutis, profesora universitaria, en su trabajo intitulado “Vigencia y caducidad del movimiento de Córdoba. 1918-1919”, menciona que uno de los temas de la agenda universitaria aún vigente es el de la democracia universitaria, la cual para ella es entendida como “el conjunto de discursos, normas y mecanismos que legitiman el acceso, la distribución y el ejercicio asimétrico del poder. La democracia interna permanece como el factor más dinámico del conflicto universitario, al incluir las disputas teóricas y prácticas alrededor del tipo de autoridad burocrática o colegiada de dirección, de la representatividad de los sectores en los organismos de gobierno, de las formas de elección y de los ámbitos de decisión establecidos para cada nivel de autoridad” (Vargas, Olmedo, editor. 2005. Movimientos Universitarios. América Latina siglo XX. Colombia: RUDECOLOMBIA, p. 142).
  • Fase de democratización estudiantil y laboral en la UAEM (1965-1980).
    En 1977, una apretada cronología que da cuenta del enlace de las acciones colectivas y sus efectos al interior y exterior de la Universidad, empieza en enero, cuando el químico Jesús Barrera Legorreta y un grupo de porros, entre ellos el presidente de la Federación Estudiantil Universitaria con el apoyo de la policía municipal y judicial, intentaron romper la huelga en Medicina y Enfermería, además el Consejo Universitario acordó sancionar con la expulsión a 41 estudiantes. El tres de enero, estudiantes participantes en el movimiento de huelga contra la reelección del rector, toman las instalaciones del Centro de Cómputo (Cicalli) en Ciudad Universitaria. El seis de enero, el Comité Coordinador de Huelga mediante un Manifiesto demanda, además de la renuncia inmediata e incondicional del mencionado químico, junto con su camarilla: “II. Reforma a la Ley Orgánica (y su Reglamento) con la participación de maestros, alumnos y trabajadores; a) Paridad en el Consejo Universitario, b) Derogación del artículo en el que se estipula la reelección del rector”. En el acta del levantamiento de la huelga estudiantil signada al término de las asambleas entre autoridades universitarias y el Comité Coordinador de Huelga llevadas a cabo durante los días 18, 19 y 20 de enero de 1977 se encuentran las conclusiones relativas a la Reforma de la Ley Orgánica, entre ellas están las siguientes: “a) Artículo 10, con lo referente a la paridad está aceptado y se tiene un proyecto, el cual será analizado junto con las bases estudiantiles para ser turnado a la Cámara de Diputados. (…) e) Se acordó la reforma al Art. 14 para suprimir la reelección de cualquier autoridad a nivel universitario. Se pone a consideración del Consejo Universitario lo referente a que el rector no sea el presidente del mismo”, (Acta de levantamiento de Huelga, 20 de enero de 1977).
  • El profesor y doctor Manuel Velázquez Mejía en su documento intitulado Asamblea General de Humanidades (mayo de 1977) platea que el objetivo del movimiento estudiantil en la UAEM “era la ‘democratización’ mental y estructural de la Universidad. Callarnos es tanto como contribuir con la empresa sistematizadora de marginar al pueblo. Y lo que es absolutamente deplorable, pretender callarnos es dejar sin voz al pueblo que cree y comparte nuestras luchas, es abandonarlo a la mudez y el olvido marginante en que se le ha obligado a vivir”, (Velázquez Mejía Manuel. “A veinte años del Movimiento Estudiantil de la Universidad Autónoma del Estado de México”, en Boletín Informativo de la facultad de Ciencias de la Conducta, Separata 5. 1996, p.6).
  • Están en nuestra memoria.
    El 31 de mayo de 1978, Gervasio Aristorreta Torres, estudiante de Antropología fallece en circunstancias poco claras en la biblioteca de Humanidades.
    El 21 de octubre de 1978 son detenidos y posteriormente sentenciados los estudiantes de la Preparatoria, plantel Nezahualcóyotl, Luis Antonio Contreras, Juan Sánchez Casillas, Jorge Salinas, y Rafael Herrera.
    El 14 de junio de 1978 otro deceso muy sensible para la comunidad universitaria particularmente para los participantes del movimiento democratizador de la UAEM, cuando el “orden” es impuesto: la muerte violenta del estudiante preparatoriano Ignacio Barrientos Salazar, cuyo padre y hermano eran trabajadores universitarios que impulsaban el sindicalismo independiente en esta universidad, su cuerpo , con un golpe en el parietal izquierdo, fue hallado dentro de la cisterna que se localiza en el conjunto escultórico monumental dedicado a Adolfo López mateos, en Ciudad Universitaria, Cerro de Coatepec, Toluca, Estado de México.

2. Propuesta.

Para el ejercicio de la autonomía universitaria: será “a través de la práctica del sistema de vida democrático, garantizando la participación de su comunidad en el análisis y definición de sus decisiones, cuya participación será a través de los órganos de gobierno e instancias académicas y administrativas legalmente constituidas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s