Apesta a jineteo de más de 2 mil millones de pesos en la UAEM

Nueva información obtenida a través del Sistema de Acceso a la Información Mexiquense, SAIMEX, revela que la UAEM tenía hasta el mes de julio de este año un total de $2,382,417,348.93 MXN, distribuido de la siguiente manera en las cuentas: 21170000- RETENCIONES Y CONTRIBUCIONES POR PAGAR A CORTO PLAZO (1,103,083,349.92), 21170200- CUOTAS ISSEMYM (1,078,053,607.54), y 21170201- CUOTAS DEL FONDO DEL SISTEMA SOLIDARIO DE REPARTO (201,280,391.47).

Si la UAEM no dio información falsa se estaría demostrando que tiene un monto suficiente y sobrante para pagar la deuda al ISSEMYM, incluidos intereses y recargos, por lo tanto, no habría justificación para no haberle pagado oportunamente y, por otra parte, ese comportamiento fortalece la presunción del uso indebido de los recursos públicos que se declararon como erogados en seguridad social pero que llevan más de 2 años sin llegar al ISSEMyM.

Si a los montos anteriores le restamos la cantidad del adeudo que la universidad tenía hasta al 7 de agosto, que era de $1,671,131,218.75 MXN, podemos ver que sobrarían un poco más de 711 millones de pesos, cantidad que seguramente ha crecido hasta noviembre de este año.

Aparte de lo anterior encontramos que en el 2016 el ISSEMyM le condonó a la UAEM la cantidad de $275,251,803.73 MXN por medio del Acuerdo ISSEMYM/1678/014 a la deuda que este medio informativo dio a conocer y que era de prácticamente 850 millones de pesos.

La UAEM debería hacer público el manejo que ha estado haciendo con esos miles de millones que en un descarado desacato a la Ley de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de México Y Municipios no le ha entregado al ISSEMYM, con ello contribuyendo considerablemente al deterioro financiero del instituto y del servicio médico a todos sus afiliados, quienes cotidianamente se ven afectados por el desabasto de medicamentos, excesiva espera para consultas de especialidad, y otros factores que vulneran su derecho a la salud.

Por otra parte, llama la atención el apadrinamiento por negligencia, con aroma a complicidad, que ha venido mostrando el propio ISSEMyM y que ha permitido el monstruoso crecimiento de la deuda de la UAEM y de otras 149 entidades públicas, fallando injustificadamente en su obligación de garantizar el pago oportuno de las obligaciones que las entidades públicas tienen con la seguridad social, pero eso lo dejaremos al descubierto proximamente.

La nueva legislatura ya se está tardando en llamar a rendir cuentas a Alfredo Barrera Baca para que documentalmente aclare en que ha usado presupuesto federal, estatal y de los trabajadores, y quienes se han beneficiado con el manejo indebido de esos recursos. Que no se confunda autonomía con extraterritorialidad señores diputados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s