¿Cuenta más un buen amigo que la legislación universitaria?

Según la Real Academia Española de la Lengua, la corrupción es una práctica consistente en la utilización de las funciones y medios, en provecho económico o de otra índole, de sus gestores. Especialmente en las organizaciones públicas.

En agosto de 2015, la Facultad de Medicina (FM) se conmocionó con la llegada abrupta de un nuevo director: Mario Alfredo Jaramillo García. Según cuentan, entrañable amigo del ahora ex rector Jorge Olvera García.

Su nombramiento como director sustituto fue un hecho inédito en la sexagenaria facultad. Y se dio ante la dimisión “voluntaria” de la directora como en su nombramiento mismo.

El médico Jaramillo, inicia la gestión 2013-2017 como coordinador del área de posgrado de la FM, cabe resaltar que en toda su trayectoria académica dentro de la Universidad no había ocupado ningún cargo dentro del organismo académico. Tras la destitución de los subdirectores de la FM en agosto de 2015, por encargo del rector, asume la subdirección académica para que -como lo contempla la legislación universitaria-  tras la renuncia de la directora ocupara la dirección. Una maniobra bien conocida por Jorge Olvera, quien de la misma forma asumió la dirección de la Facultad de Derecho de la UAEM.

El Maestro en Investigación Clínica Mario Alfredo Jaramillo García fue profesor de asignatura en diversas materias en planteles de la escuela preparatoria y de la misma FM desde 1976. El 16 de agosto de 2013, año, en el que ocupa el cargo de coordinador de posgrado, se le asigna una plaza de profesor temporal interino de tiempo completo categoría “C”.

En documentos obtenidos el 8 de julio de 2016,  00273/UAEM/IP/2016, se informa por parte de la Directora de Recursos Humanos de la UAEM, Dra. Martha Cano Nava, que, desde el primero de marzo de 2015 hasta la fecha, es profesor temporal interino categoría “F”, lo que se traduce en que en el lapso de un año y siete meses ascendió tres categorías. Es decir se evidencia la asignación arbitraria de una categoría ya que regularmente un profesor accede a una categoría “F” después de un promedio de 20 años de arduo trabajo académico. Documento 1, pg 4

 

Otra irregularidad es que el honorable director no cuenta con grado de doctorado, obligadísimo por la legislación universitaria, que en el reglamento de personal académico en el artículo 41B señala que para ingresar o ser promovido como profesor o investigador categoría F, se requiere: tener grado de doctor o estudios equivalentes, antigüedad mínima de 10 años como profesor o investigador, acreditar la calificación requerida por los juicios de promoción y obtener un dictamen favorable del consejo académico a partir del juicio de promoción presentado. Lamentablemente el Maestro Jaramillo incumple todos y cada uno de los preceptos del citado artículo, por lo que surge la duda de si su cercana relación con Olvera García pudo haber sido un factor que le facilitara beneficios que no le correspondían.

Por si esto no fuera suficiente para el maestro Jaramillo, recientemente, en la sesión extraordinaria de los honorables consejos académico y de gobierno, realizada el 24 enero de este año, convoca a la conformación de la comisión para la evaluación de los concursos de oposición en los cuales él mismo concursa como candidato único a la definitividad por una plaza de profesor de tiempo completo categoría “A” en el área de Medicina Interna, en gastroenterología (Documento 2 pg. 4).

 

Es de llamar la atención que el sínodo que lo evaluó, estuvo integrado casualmente por dos de sus grandes amigos de la facultad, muy generosos por cierto: el Doctor en Humanidades Arturo García Rillo y el Gineco-Obstetra Víctor Manuel Elizalde García, presidente y secretario respectivamente (Documento 3 pg. 27).

 

Cabe la pregunta entonces: ¿si la plaza era para Medicina Interna, porqué se sabe que los galenos con estudios totalmente distintos a la plaza en concurso lo evaluaron?

Finalmente, siguiendo la línea surrealista de eventos, obtuvo un dictamen positivo el día 28 de febrero de 2017 (Documento 4 pg. 1).

 

Es decir, en tiempo récord de un mes estuvo listo todo el trámite desde la convocatoria, evaluación y dictamen de su definitividad. Cabe mencionar que, aunque ahora es profesor de tiempo completo definitivo categoría “A” y es muy probable que seguirá firmando un contrato por la categoría “F” que le fue otorgada.

WhatsApp Image 2017-05-10 at 22.07.01

 

La Universidad Pública se construye con trabajo y esfuerzo de una masa crítica de personas pensantes y altos valores. La permisividad en este tipo de conductas nos hace un daño que repercute en la formación de miles de jóvenes, que sin darse cuenta son dirigidos por servidores públicos de procederes  cuestionables y es en ese terreno en el que se encuentran muchos de los grandes problemas sociales de nuestro tiempo: legitimamos corruptos.

Un rumor con muchas probabilidades de convertirse en verdad:

De cara a los próximos comicios para director de la Facultad de Medicina ya se comenta de la imposición de un candidato único de apellido López, desconocido por la mayoría de los integrantes de la comunidad de la FM, pero se rumora que ya fue bien visto por el ex rector Jorge Olvera, el maestro Jaramillo y su red de colaboradores. Esto está por verse y de ser así algunos comentan que dañinas alianzas que entorpecerían el avance académico ya se podrían estar fraguando a la vista de la comunidad de la Honorable Facultad de Medicina.

 

Fotos tomadas de: https://www.facebook.com/M-en-IC-Mario-Alfredo-Jaramillo-García-Director-FACMed-866828686771883/

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s